viernes, 17 de junio de 2016

¿Por qué contratar a un detective?

A continuación mencionamos algunos motivos por los que se suele contratar a un detective:
  • Problemas de pareja. Separaciones, divorcios, traiciones, mentiras, infidelidades… todo tipo de problemáticas que no sólo son atendidas por psicólogos, trabajadores sociales y abogados, sino que en muchos casos también precisan de la participación de un detective privado. 
  • Personas perdidas. Personas adoptadas que quieren encontrar sus padres biológicos, gente que busca a algún conocido con quien perdió contacto o alguien que nunca vió y quiere contactar, búsqueda de una persona perdida que no volvió a ser vista o no se localiza. 
  • Problemas laborales. Trabajadores que fingen una lesión o enfermedad debido a su trabajo y por tanto quieren alguna compensación debido a ello, acoso por parte de jefes o compañeros o, el caso contrario al anterior, la negativa de la empresa a pagar una incapacidad por enfermedad o las indemnizaciones correspondientes. 
  • Investigar a la competencia a nivel empresarial
  • Verificación de antecedentes 


búsquedas
En general, cualquier actividad que desee ser investigada, mientras no sea ilegal ni incumpla ninguna norma, puede requerir de la contratación de un detective privado. Las pruebas y los informes realizados son pruebas válidas ante cualquier órgano judicial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada